miércoles, 10 de noviembre de 2010

Candela, la nueva colección de Amargord



Hace tiempo que Chema de la Quintana, el editor de Amargord Ediciones, pensaba en crear una colección de poesía centrada en sacar a la luz a mujeres poetas de la actualidad, que hay muchas y algunas son muy buenas.
Chema ha tenido la confianza de encargarme dirigir este proyecto, con el que estoy tan agradecida como entusiasmada, y al que finalmente bautizamos Candela. Porque alumbra, porque saca de la sombra, porque da calor, porque es un precioso nombre de mujer, porque tiene fuerza... y al que no le guste, que le den candela.
Es un proyecto muy atractivo, y también polémico. "¿Eso no es discriminación?" me han preguntado en unas cuantas ocasiones, a lo que respondo que, en cierto modo, se puede ver así, pero que bastante discriminadas hemos estado las mujeres (y seguimos estando). 
Es verdad que en los últimos años se ha consolidado bastante el paso de musa a creadora (por resumir muy esquemáticamente un hecho complejísimo), y que ahora somos dueñas de nuestras vidas en buena parte del mundo, pero todavía no se ha terminado de romper el techo de cristal por más chichones que tengamos.
A parte de esto, y ya es una simple cuestión de  preferencias personales, suelo leer más a las mujeres. Quizá porque, por el hecho de ser yo mujer, mis amigos y conocidos me recomiendan, en un 90% de los casos, a autoras. Y suelen acertar con sus recomendaciones.
Los primeros cuatro títulos que saldrán son completamente diferentes, he querido hacer una selección no basada tanto en gustos subjetivos como en las distintas formas de escribir poesía hoy. Considero que los cuatro son muy buenos trabajos, cada uno en una línea muy distinta. Está Ana Vega y su Breve testimonio de una mirada, con una poesía muy depurada que habla con asepsia de la desesperación y el deseo. La mujer anochecía, de Ada Menéndez, representativo de una poesía más coloquial y sin corsé, pero igualmente trabajada. Con voz de punta, de Estrella Juárez, casi opuesta a la anterior, más clásica  y nada urbana, tan llena de verde como la portada de su libro. Y Mar Benegas con su Niña pluma, niña nadie, con una ironía que renueva el concepto de denuncia y un llamativo dominio del lenguaje.
Presentaremos estos cuatro títulos, y la colección en sí, el próximo jueves día 4 de noviembre en la librería Traficantes de Sueños a las 19:30h. Leerán sus poemas las dos autoras que viven en Madrid,  Estrella Juárez y Ada Menéndez (que también leerá poemas de Ana Vega). Por mi parte presentaré el acto (brevemente, pues lo importante es escuchar su poesía) y leeré poemas de Mar Benegas.
Todo el que quiera pasarse será bienvenido.

No hay comentarios: