jueves, 25 de noviembre de 2010

Sobre "Suponiendo la cicatriz como posibilidad de la herida", por Jorge García Torrego

El otro lado, lo que queda más allá y que de vez en cuando viene más acá, es lo que perturba y fascina estas páginas escritas por Rebeca Álvarez Casal del Rey. Otro lado producto de nuestra imaginación (a veces), que empieza en el fondo de la oscuridad y termina llegando a nuestros ojos, a nuestras manos. Suponiendo la cicatriz... tiene cuervos y oscuridades de Poe, transformaciones Kafkianas, jardines y paisajes inquietantes, siniestros, que recuerdan a Baudelaire paseando en un complejo residencial estadounidense de los años 50. Casi nada.
Las letras de Rebeca pesan, están llenas de misterio, de zonas en penumbra, de rincones y secretos. Los versos se muestran esquivos pero tremendamente atractivos, en algunos momentos incluso sensuales. Una extraña belleza que apunta lejos, a un lugar más allá.

Jorge García Torrego

2 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

Magnífica reseña, Rebeca. Me entran aún más ganas de leerlo.
Te mando un abrazo

Rebeca Álvarez Casal del Rey dijo...

Muchas gracias, Sofía, a ver cuándo me llega el tuyo!
Un abrazo muy fuerte.