lunes, 27 de febrero de 2012

Prólogo

Recorrer las bifurcaciones de los días,
teniendo como meta
la conclusión que es punto de partida,
y es sólida y presente
en cada recodo del camino. Conformar
la línea nunca recta de una vida que avanza,
según su propio orden, siempre hacia delante.

Pero las almas que han sido torturadas parten de más lejos,
su verdad
se bifurca en el inicio;
antes de la placenta, antes del mundo.




Vidas de días desordenados,
trazando un camino sin sentido.


De Suponiendo la cicatriz como posibilidad de la herida
Amargord, 2010

4 comentarios:

May la Goulue dijo...

Qué curioso, justo andaba yo pensando en almas bifurcadas y vidas que parecen avanzar en círculo...

Interesante perspectiva.

Un beso.

Rebeca Álvarez Casal del Rey dijo...

Mil gracias, May, las casualidades siempre hacen más apetecibles las cosas, aunque a veces estén bifurcadas y avancen en círculo (o lo parezca).
Beso

UMBRIEL dijo...

Mira por dónde, ese día que os escribíais May la Gouue y tú, es mi cumpleaños. Otra casualidad. Bueno lo importante es el comentario al texto, ahí va, en perfecto inglés del que se aprende en las pelis: WOW!

Umbriel

Rebeca Álvarez Casal del Rey dijo...

Felicidades atrasadas, thank you.