sábado, 20 de agosto de 2011

Cosas que están pasando durante la visita papal a Madrid



Macrobotellón de peregrinos que nadie prohibió (aquí)
Reportera de Intereconomía comenta que las cargas policiales fueron injustificadas y desproporcionadas
(aquí)

Agresión policial a una chica y al hombre que fotografió la agresión (aquí)

Peregrinos interfiriendo, con el consentimiento de la policía, en la marcha de una manifestación que era legal y pacífica (aquí)


Ahora resulta que se hacen confesiones al por mayor, pero está prohibido besarse en la vía pública (alegan que era una provocación, pero también lo fue ponerse a rezar de rodillas al paso de la Manifestación Laica, cual mártires arrojados a los leones, y ningún agente de la ley hizo nada por impedirlo) (aquí)

Interior abre un procedimiento sobre los excesos policiales, y el Defensor del Menor "ha abierto una investigación de oficio para esclarecer si durante la marcha laica se produjeron delitos de amenazas, coacciones y violencia contra los peregrinos menores de edad" (aquí). En mi opinión debería abrir otro procedimiento a los responsables de los menores, que los pusieron a rezar de rodillas en Sol (cual mártires arrojados a los leones) en una contramanifestación no autorizada, en un acto en el que podían preverse posibles enfrentamientos (que hasta donde yo pude ver fueron meramente verbales, aunque es una lástima que los manifetantes no ignoraran la provocación y pasaran de largo, aquello pareció una trampa para desprestigiar la Manifestación Laica). Por no hablar del macrobotellón que la policía no prohibió y en el que algún JMJ menor habría.