martes, 24 de diciembre de 2013

De Edgar Lee Masters

EL DOCTOR MEYERS

No hay nadie, quitando a Hill, el viejo médico,
que haya hecho más por la gente de este pueblo que yo.
Todos los debiluchos, lisiados, inconscientes
y que no podían pagar acudían a mí.
Yo era el bueno, el complaciente doctor Meyers.
Tenía buena salud, era feliz y una posición bastante acomodada,
buena esposa, hijos mayores,
todos casados y abriéndose paso en la vida con éxito.
Pero de pronto, una noche, Minerva, la poeta,
se presentó aquí con su problema, llorando.
Intenté ayudarla, pero se murió.
Me denunciaron, los periódicos me calumniaron
y mi mujer se murió con el corazón destrozado.
Y una pulmonía acabó conmigo.


Antología de Spoon River
Edgar Lee Masters
Traducción de Jaime Priede
Bartleby Ediciones

Este libro se publicó por primera vez hace casi un siglo, Gallardón está devolucionando hacia el mismo punto.